COVID-19: ¿Qué ocurrirá con la economía del sector TIC?

Palabras clave

IDC
Contenido patrocinado: 
Select estima que el mercado TIC podría perder de 2 a 3 puntos de crecimiento para 2020
Autor:
Select estima que el mercado TIC podría perder de 2 a 3 puntos de crecimiento para 2020; IDC auguraba que este año el sector crecería 3.6%, ahora prevé un decrecimiento de 4.1%.
COVID-19 y Sector TIC

 

Aunque las áreas de servicios de información y telecomunicaciones se encuentran entre las actividades esenciales que no pueden parar durante la emergencia sanitaria que se prolongará en México hasta el 30 de abril próximo, analistas del sector coinciden en que la industria decrecerá respecto a los resultados que mostró en 2019.

Claudia Medina, gerente de Soluciones Empresariales en IDC México, estimó que se acelerarán las tendencias de consumo previstas antes del COVID-19 referentes a estructuras virtuales, y que la inversión en Infraestructura como Servicio (IaaS) resulta ser la forma de aprovisionamiento ideal ante la contingencia; en cambio las redes, almacenamiento y servidores serán los mercados más golpeados.

La ejecutiva prevé que los proyectos de centros de datos híbridos se postergarán, lo mismo que el habilitar nuevas sucursales y puntos de venta. Por ahora, la prioridad de las empresas es mantener las operaciones activas en los sectores en los que es posible hacerlo vía remota.

Gerardo Romero, director de la estrategia de Go To Market en Ingram Micro México, consideró que como canal de distribución sigues teniendo oportunidades. La más palpable por todos es la demanda del mercado de soluciones para realizar trabajo en casa, fenómeno que modificará en el futuro la perspectiva de las empresas en su relación con los colaboradores.

 

Te interesa leer: COPARMEX: estimular la economía frente al coronavirus

 

También visualiza avances en la adopción de la Nube como ambiente operativo para múltiples organizaciones que, en este momento y bajo las circunstancias, están palpando las ventajas de adoptarla.

Reconoció que la situación está teniendo efectos negativos en términos de ventas de algunas líneas de producto, lo mismo que en las actividades de cobranza y retrasando la inversión en proyectos tecnológicos por parte de la iniciativa privada, pero confió en que las crisis siempre aceleran las cosas o tendencias que había tomado tiempo adoptar.

Alejandro Vargas, analistas de Select, opinó que, sin duda, veremos impactos a la economía y los negocios TIC aún en los escenarios más favorables; Select estima que el mercado TIC podría perder de 2 a 3 puntos de crecimiento para 2020, dejando una situación de no crecimiento o incluso decrecimiento.

Contempló que al cierre del primer trimestre y durante el segundo trimestre del año haya más afectaciones debido a una disminución del gasto de las personas y de las organizaciones derivado de las restricciones de viajes y el distanciamiento social, factores que ponen presión sobre la economía y los negocios.

Previo a la declaración de Emergencia Sanitaria, diversas organizaciones solicitaron al Gobierno Federal realizar una declaratoria de emergencia económica, planeada para proveer de ingresos a amplios segmentos de la población que los van a perder, pero también para darle viabilidad a las unidades productivas que generan la mayor parte del valor agregado en México.

La Cámara Nacional de la Industria de la Transformación planteó un decálogo de acciones para establecer un “Acuerdo de Emergencia Económica y Social” con el fin de dar fortaleza a la economía, evitar que se frene la industria mexicana y se afecte a la población.

En lo inmediato y durante el tiempo que dure la emergencia sanitaria, la CANACINTRA pide:

  1. Subsidio del 100% de las contribuciones de seguridad social y vivienda durante el tiempo que permanezca la emergencia;
  2. Que los contribuyentes puedan compensar impuestos durante el ejercicio 2020, a fin de que resten montos a pagar;
  3. Eliminación durante 2020 de las declaraciones de pagos provisionales de ISR y aplazar 90 días el límite para presentar declaraciones anuales, así como la deducción del 100% de las erogaciones por sueldos y salarios para la pequeña y mediana industria;
  4. Resolver todas las solicitudes de devolución de IVA presentadas antes del 31 de marzo de 2020;
  5. Deducción inmediata de inversiones en capital de trabajo;
  6. Financiamiento y crédito directo de la Banca de Desarrollo a las Pymes con criterios de elegibilidad a tasas accesibles y sin garantía;
  7. Estrategias para asegurar cadenas productivas a través de la Sustitución de Importación y aumento del contenido nacional;
  8. Crédito de 90 días en el pago de electricidad de CFE;
  9. Suspensión de inspecciones y auditorías, entre otras;
  10. Pago de contado a compras o adquisiciones del Gobierno, así como pago inmediato de pasivos a proveedores a nivel Federal, Estatal y Municipal.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) presionó al Gobierno Federal a declarar oficialmente la Contingencia Sanitaria para brindar certeza a millones de micros, pequeños y medianos empresarios; y a sus trabajadoras y trabajadores.

El Sector Patronal organizado propone que de manera urgente se convoque a un Acuerdo Nacional en el que participen los sectores sociales y económicos, principalmente el Gobierno, los trabajadores y empleadores, para analizar el impacto económico, y determinar acciones a seguir en esta crisis económica y sanitaria, así como para contener la pandemia del coronavirus (COVID-19), cuyos efectos catastróficos estamos viendo en todo el mundo.

 

Economía como paciente

 

Miguel Ruiz Hernández, director general del mayorista team señaló en sus redes sociales la necesidad de que el Gobierno Federal apoye al sector productivo del país.

“Nosotros tenemos responsabilidad con nuestros colaboradores, pero el gobierno ¿en dónde entra? ¿Cómo nos puede apoyar?

Expertos en la materia, opinan que la emergencia económica debe correr al parejo con la emergencia sanitaria, y que a la economía hay que verla como si fuera un paciente.

Si los ‘doctores’ se tardan demasiado en hacer el diagnóstico, en prescribir el tratamiento o peor aún, en ejecutar una cirugía, es probable que cuando ésta se realice, el daño que tiene el paciente sea mucho más grave.

Plantean que el rescate de la economía no debe limitarse exclusivamente a entregar dinero a las familias, lo que condenaría a cientos de miles o quizás millones de empresas al deterioro o incluso a la bancarrota.

Es necesario adoptar políticas financieras y fiscales que aseguren la sobrevivencia de la mayor cantidad de empresas.

Contenido relacionado: