¿Cómo está el escenario de negocios TIC en México?

Claudia Medina, Jorge Gómez y Oliver Aguilar, IDC
Autor:
Con una perspectiva poco optimista -o deberíamos decir ‘realista-, IDC presentó sus predicciones para el país este año
Competitividad e Innovación

Los números hablan por sí solos: IDC estima que, en 2018, el Producto Interno Bruto (PIB) crecerá 2%, mientras que el segmento TIC se estima que aumentará 3.8% respecto a como cerró en 2017.

Jorge Gómez, director de Programas Empresariales y de Consultoría para IDC en México, indicó que el consumo y los servicios tendrán una desaceleración en su crecimiento en el periodo 2017 – 2021.

“La perspectiva de crecimiento de los servicios de TI en este lapso sería de 6.6%; la infraestructura, 4.5%; el software, 3.87%, el segmento de consumo, 1.3% y los servicios de telecomunicaciones alcanzarían un 0.8%”, señaló Gómez.

Por su tasa de crecimiento anual compuesto (CAGR, por sus siglas en inglés), por mercados verticales, la TI empresarial crecerá 3.5% en Distribución y servicios; 4.01% en el sector financiero; 3.1% en infraestructura; 4.1% en manufactura y 2.95% en el sector público, si hablamos de dólares constantes, entre 2018 y 2021.

Edgar Fierro, director general de IDC en México, reconoció que 2018 inició de manera dinámica, aunque, en el sector público se espera que el presupuesto catalogado como TI se verá reducido en 18% respecto a 2017.

Gómez citó que, en enero pasado, el Banco de México señaló que la percepción del clima de negocios para los próximos meses es igual que en diciembre de 2017 (50%); 16% cree que podría mejorar y 34%, que empeorará.

Te interesa leer: México aprovecha efectivamente las TIC

“De acuerdo con una matriz de The Economist Intelligence Unit, los riesgos en el ambiente de negocios de México están encabezados por la inseguridad, pero hay otros elementos como la inversión extranjera, la carrera presidencial -la Izquierda va como puntera y hay gran expectativa por si ganara-, el retiro de Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio tendría un impacto muy alto, aunque lo más probable es que este tema se aplace hasta que pasen las elecciones presidenciales”, subrayó el ejecutivo.

Gómez también habló del Índice de competitividad global del Foro Económico Mundial 2017-2018, que señala que México ocupa el lugar 58 en innovación (de 127 países considerados).

Dos aspectos positivos son que ocupa el lugar 19 en profesionistas graduados en ingeniería -después de la India, nuestro país es el segundo en exportar talento-, así como el 16 en manufactura de alta y media tecnología. Y, en el extremo contrario, resulta negativo que estamos en el lugar 104 en seguridad, y en el 126 en exportaciones de servicios TIC (como porcentaje del total de lo que el país exporta).

Por otra parte, en materia de competitividad, nuestro país está en el lugar 51, de 137 evaluados. Un factor positivo son los mercados financieros (por su regulación, solidez y complejidad de los mismos), que se ubican en el lugar 36 y el 43 en macroeconomía. Pero, lo negativo es que la falta de confianza en las instituciones (como la procuración de justicia y las relacionadas con democracia) ocupan el lugar 12 y la ineficiencia del mercado laboral lo coloca en el lugar 105 de la tabla.

Ante la pregunta específica de cuáles son los motores de la inversión en TI, en dicho índice se registró que 56% dijo que la reducción de costos; 51%, incrementar la productividad; 39% mejorar los procesos de negocio; 32% la adquisición y retención de clientes; 28% mejorar productos y servicios y 13% lograr una expansión geográfica.

En cuanto a las principales iniciativas de TI en el país durante el año pasado, 53% estuvieron enfocadas en seguridad de TI; 37% en consolidación y modernización del ERP; 33% en soluciones de cómputo de nube; 28% en soluciones de movilidad y 23% en opciones de Big Data, Analíticos e Inteligencia del negocio.

Claudia Medina, gerente de Soluciones empresariales en IDC en México, señaló que, en 2017, 68% del presupuesto de TI se destinó a comercio tradicional; 25% a cómputo de nube (mientras que 7% dijo que no sabía).

Medina indicó que las grandes empresas son las primeras en adoptar servicios de Big Data y analíticos; por verticales, las primeras que lo hacen son las de servicios, finanzas, infraestructura, manufactura, Gobierno y telecomunicaciones.

Finalmente, Oliver Aguilar, gerente de Investigación, Telecomunicaciones y Consumo, indicó que, en el país, el gasto en tecnologías de uso residencial durante el tercer trimestre de 2017 alcanzó la cifra de $15,683 millones de dólares.

Desglosando esa cifra, a la cabeza se situaron teléfonos inteligentes (cuyas ventas llegaron a $8,233), seguidas por Smart TV / HDTV, con ventas por $4,102 y computadoras portátiles, $1,111.

Para 2018, se estima que esas tres categorías seguirán liderando el consumo doméstico, con 33.69 millones de unidades de teléfonos inteligentes; 9.38 millones de Smart TV/HDTV y 1.75 millones de computadoras portátiles.

Un aspecto que resaltó Aguilar acerca de las compras de tecnología de consumo que hacen los usuarios mexicanos es que las ventas en línea crecen de la mano de las tiendas detallistas (retail) que tienen presencia física.

“Por ejemplo, al tomar una muestra de investigación acerca de dónde compraron su teléfono inteligente, 74% de los entrevistados dijo que en un retail; 8% lo hizo en línea (e-tailer) y 10% en línea, pero con un proveedor que tiene tienda física. Y, cifras similares hallamos en compradores de Smart TV: Retail: 67%; En línea (tienda física), 22%; En línea (marca), 6% y En línea (e-tailer), 5%”, afirmó el ejecutivo, quien se mostró sorprendido ante la cifra de que alrededor de 80% de los consumidores aún recibe el producto en tienda, porque así lo elige, prefiere ir personalmente a recoger su compra.

Contenido relacionado:

Palabras clave

IDC
TIC
Contenido patrocinado: 

¡ Déjanos un comentario !