¿Cómo es el perfil de las víctimas de un delito cibernético en México?

Norton explica cómo es el perfil de las víctimas de delitos cibernéticos
Autor:
El informe Norton Cyber Security Insights revela los rasgos comunes de las víctimas del delito cibernético.
Ciberseguridad

Los consumidores confían en que están seguros en línea, pero los hackers han demostrado lo contrario, robando $172 mil millones de dólares a 978 millones de consumidores en 20 países el año pasado.

Un delito cibernético se define como una serie de acciones específicas, incluido el robo de identidad, el fraude con tarjetas de crédito por internet o el hecho de que la contraseña de su cuenta esté comprometida.

A nivel mundial, las víctimas de delitos cibernéticos comparten un perfil similar: son consumidores de todos los días que utilizan múltiples dispositivos, ya sea en casa o en el camino, pero tienen un punto ciego en lo que respecta a los principios básicos de ciberseguridad. Este grupo tiende a usar la misma contraseña en varias cuentas o compartirla con otros.

En México, 33 millones de consumidores fueron víctimas de delitos cibernéticos más de la mitad de la población adulta en línea de México. Las pérdidas ascendieron a $7.6 mil millones y cada víctima perdió un promedio de casi 50 horas lidiando con las consecuencias.

Te interesa leer: Que el cibercrimen le pague a usted... y no le pegue a sus clientes

Los consumidores usaron tecnologías de protección de dispositivos tales como ID de huellas dactilares, coincidencia de patrones y reconocimiento facial. Sin embargo, los consumidores que adoptaron estas tecnologías a menudo todavía practican una mala higiene de las contraseñas y fueron víctimas del cibercrimen.

A pesar de haber experimentado un delito cibernético el año pasado, 19% de las víctimas en México usaron la misma contraseña en línea en diferentes cuentas y el 70% compartió sus contraseñas en al menos un dispositivo o con otras personas, anulando los esfuerzos de seguridad.

Por otro lado, el ochenta y tres por ciento de los consumidores mexicanos cree que el delito cibernético debe tratarse como un acto criminal. Sin embargo, cuando se presiona, surgen contradicciones. Casi uno de cada cuatro cree que robar información en línea no fue tan malo como robar propiedades en la "vida real".

Por eso los consumidores en general continúan confiando en las instituciones bancarias que administran sus datos e información personal. Sin embargo, los consumidores mexicanos no confían tanto en el gobierno.

Contenido relacionado:

Palabras clave

Contenido patrocinado: 

¡ Déjanos un comentario !