Centros de datos prefabricados aceleran implementación tecnológica

Palabras clave

Centros de Datos de Schneider Electric
Autor:
Estos módulos rompen esquemas de diseño, brindan la eficiencia, el almacenamiento y la potencia de un centro de datos tradicional
Infraestructura bien lograda

Actualmente, las condiciones dinámicas del mercado imponen la necesidad de una mayor eficiencia tecnológica. Cada vez más, las organizaciones necesitan alojar y gestionar cantidades exponenciales de información en sus centros de datos. Buscan más capacidad, escalabilidad y seguridad, así con una rápida puesta en marcha. Una solución que garantiza el ahorro de meses e incluso años en la implementación es optar por centros de datos prefabricados.

Estos centros de datos, con capacidad de 50kW y hasta 1MW, están prediseñados con hardware y software integrado, montados y probados en fábrica para su rápida y sencilla implementación. Existen módulos montados dentro de un contenedor que pueden instalarse en interiores o en exteriores para conformar una solución de centro de datos integrada. También pueden utilizarse gabinetes autónomos individuales en entornos remotos o sin contenedor para ecosistemas empresariales.

La respuesta a esta tendencia está en manos de especialistas que brindan la posibilidad de replicar los sistemas de alimentación y el respaldo de los equipos informáticos, útiles para empresas y proyectos de actualización que buscan repotenciar su capacidad energética, de enfriamiento, o su espacio en centros de datos. Entre las ventajas frente a la construcción de un centro de datos tradicional, Schneider Electric, especialista en la gestión energética y automatización, incluye una mayor velocidad de implementación, niveles predecibles de disponibilidad y eficiencia, junto con escalabilidad y flexibilidad de los módulos "plug and play" para hacer frente a requisitos en constante cambio.

De la misma manera, Schneider Electric ofrece una garantía de entrega entre 12 y 16 semanas, desde la emisión de la orden de compra hasta el despacho de los módulos, es decir, un 60% más rápido que la construcción de un centro de datos tradicional. Schneider tiene la capacidad de simplificar el proceso con más de 100 diseños de referencia probados que pueden ser empleados por líderes de proyecto e ingenieros para crear soluciones personalizadas.

Hay que decir, que un centro de datos prefabricado luce como un contenedor de carga tradicional en su exterior, pero en el interior es un preciso montaje que cuenta con la infraestructura para provisión de energía eléctrica, enfriamiento y ventilación, así como seguridad, comparables a los de una instalación convencional. Su configuración resiste fenómenos naturales, ventaja que se logra gracias al uso de materiales y pinturas patentados, que resisten altas temperaturas y previenen a los equipos de la corrosión.

Contenido relacionado:

¡ Déjanos un comentario !