Alza del dólar no afectará todavia precio de dispositivos: The CIU

Palabras clave

The CIU
Autor:
Debido a que los actuales productos en stock fueron comprados en un tipo de cambio anterior, estos no suben sus precios sino hasta renovarse el inventario
Depreciación afectará tecnología

La depreciación del peso incrementa los precios de los smartphones, tabletas, y videojuegos, ya que son bienes comerciables internacionalmente y son tasados en dólares estadounidenses. Los consumidores necesitan encontrar la mejor opción en precios a través de descuentos o promociones en los momentos idóneos para adquirir este tipo de productos.

The Competitive Intelligence Unite (CIU) informó que, al cierre del tercer trimestre del 2016, el gasto promedio de los mexicanos en smartphones es de $2889, un incremento anual de 19.9%. Esto se debe a la creciente sustitución de celulares básicos a smartphones de gama baja o media, así como de la depreciación del peso frente al dólar.

Los fabricantes de smartphones suelen lanzar nuevos modelos cada año, por lo que el alza del dólar sí impacta el costo de adquisición para los distribuidores de estos equipos, y eventualmente a los consumidores finales, pero no de forma inmediata. The CIU explica que, al contar con dispositivos en stock, el efecto es amortiguado por los oferentes con el consecuente efecto a sus márgenes de utilidad.

En el caso de las tabletas, al término del mismo periodo, el gasto promedio fue de $4,561, un 1.1% más que hace un año. Esto fue gracias a la oferta actual de estos dispositivos de distintos fabricantes, que incluyen características básicas desde $800, más baratos que los iPads de Apple. Por otro lado, en este mercado también se puede encontrar tabletas de gama alta a precios elevados, usadas como herramientas de trabajo.

Respecto a las consolas de videojuegos, el gasto al cierre del tercer trimestre de este año fue de $5,351, un crecimiento anual de 4.7% a partir del aumento en la compra de consolas de nueva generación. En el caso de las consolas y las tabletas, cuyos modelos se renuevan cada 2 o 3 años, el ajuste cambiario impacta más tardíamente en el consumidor final, a diferencia de lo que pasa con los smartphones.

Los almacenes compran con meses de anticipación cuando estaba vigente un tipo de cambio previo, por lo que el aumento del precio del dólar por las recientes elecciones en EE.UU. y la inestabilidad de las finanzas públicas tardarán en impactar en los bolsillos de los consumidores. The CIU explicó que las promociones de fin de año son oportunas para adquirir productos tecnológicos, pues al agotarse el inventario, los almacenes tendrán que surtirse al tipo de cambio actual, y entonces sí, será más caro.

Contenido relacionado: