2018 viene con mayor digitalización y transformación digital: IDC

Autor:
La firma de consultoría prevé crecerá el uso de digitalización, transformación digital, blockchain e interfaces humano-digitales en las empresas de Latinoamérica
Digital y transformado

Con un ritmo de cambio que buscará mayor incidencia en transformación digital por parte de las compañías, que se prevé que inviertan 25% más en este concepto en los próximos años, lo que representaría más de $57 mil millones de dólares para 2020, Ricardo Villate, vicepresidente de IDC Latinoamérica, indicó que es la disrupción la que impulsa dicha transformación en las empresas más grandes y exitosas de la región.

“La región está saliendo de un periodo de dos años de ajustes económicos, donde se deterioraron tanto el poder adquisitivo de los consumidores como las condiciones económicas. Para muchos países, 2018 llega con políticas monetarias más estrictas y una menor inflación, aunado a un optimismo cauteloso que irá de la mano con el cambio de Gobierno en ocho países, los cuales representan 75% de la economía regional”, señaló Villate.

Este escenario político y económico ha creado un mercado cada vez más global en el que las empresas latinoamericas “que sienten la presión de seguir avanzando a un ritmo frenético a pesar de las restricciones externas de mercado y se estima que este año, nueve de cada 10 compañías emprendan acciones en torno a esta temática y que el producto interno bruto (PIB) crezca 2% entre 2018 y 2019”, comentó el ejecutivo antes de presentar las Predicciones 2018 de Tecnología de Información.

Predicciones

1. Digitalización por doquier

Para 2021, al menos 40% del PIB de Latinoamérica se digitalizará, con crecimiento en cada industria impulsado por ofertas, operaciones y relaciones mejoradas digitalmente. En el 2021 los inversionistas utilizarán métricas de penetración (de valor de los datos o de intimidad con el cliente) como factores de valoración en las empresas.

Para finales de 2019, se espera que el gasto en transformación digital alcance $1.7 trillones de dólares en todo el mundo; 42% más que en 2017. En Latinoamérica, alcanzará los $46 mil millones de dólares, lo que representa un aumento de 54% entre 2017 y 2019.

Recomendaciones: Las decisiones de inversión tecnológica deben tomarse en el contexto de permitir la competitividad de las empresas en una economía cada vez más digitalizada.

El panorama competitivo en la transformación digital no tiene fronteras, como lo demostró la entrada de Amazon y Ali Baba en el mercado de comercio electrónico de Latinoamérica en 2017, la disrupción tecnológica puede venir de cualquier parte del mundo.
La estrategia de transformación digital debe dibujarse en contraste con puntos de referencia globales, no locales, independientemente de las barreras regulatorias de entrada.

2. Las organizaciones deben crear una plataforma de negocios –no solo tecnológica– para la transformación digital

Para el 2020, 40% de las empresas grandes en Latinoamérica habrá articulado una estrategia de plataforma tecnológica para la transformación digital y de toda la organización. Estará en el proceso de implementarla como el nuevo núcleo de tecnología para competir en la economía digital, como una nueva forma de diseñar, buscar, ejecutar tecnología que acelere la innovación y el ritmo requeridos para competir en la economía de transformación digital.

Recomendaciones: Debe haber una clara comprensión de que el crecimiento exponencial de datos que alimenta la plataforma será diferenciador clave para la organización y para ello serán críticos los algoritmos, códigos y modelos que estén dentro del núcleo inteligente de la plataforma.

Hay que asegurarse de que todas las capas de la plataforma empresarial (desde la infraestructura hasta el software) estén suficientemente abiertas para que otros miembros del ecosistema puedan interoperar entre sí (socios y proveedores)

3. El impacto de la nube y de la nueva generación de adopción de tecnologías Cloud 2.0

Para el 2021, se duplicará el gasto de las empresas latinoamericanas en servicios cloud y en hardware, software y servicios que habilitan a la nube llegando a más de $11 mil millones de dólares, aprovechando el entorno diversificado de la nube. 10% estará en el borde de la nube, 15% serán nubes de cómputo especializado (no tradicionales o no x86) y más de 80% del consumo de nube será multinube.

Las encuestas regionales de IDC muestran un aumento importante en la asignación de presupuesto de tecnología a la nube, del 15% en 2016 a cerca de 30% en 2017.

Si bien, la oferta de la nube pública en la región está un poco atrás que en el resto del mundo, el futuro parece mucho más positivo. Recientemente, las grandes plataformas de la nube (AWS, Azure, Google, SoftLayer, etcétera) anunciaron que redoblarán sus inversiones en la región, incluyendo expansiones agresivas en centros de datos locales para hacer frente a problemas de latencia y a preocupaciones de la residencia de los datos que estaban dificultando una mayor adopción; a medida que esta se expanda en próximos años, la nube evolucionará para admitir mayores usos e innovación digital.

Recomendaciones: Es importante desarrollar un marco de integración estructurado a través de plataformas en la nube para reducir el re trabajo y la re-ingeniería de procesos, es decir, hay que entender bien a los proveedores de servicios de nube pública y a cómo interoperar con ellos.

Se debe pensar estratégicamente en las opciones de proveedores de plataformas de nube, que ya no representan solamente sus propias ofertas, sino a grandes ecosistemas de socios o innovadores, hay que evaluar el alcance y la fortaleza de los ecosistemas tan de cerca como se hace con los proveedores principales.

4. Inteligencia artificial (IA) por todos lados

Para 2019, 30% de las iniciativas de transformación digital utilizará servicios de inteligencia artificial en Latinoamérica. Para el año 2020, 50% de las aplicaciones empresariales comerciales usarán IA; más de la mitad de los consumidores interactuarán con bots de soporte y servicio al cliente y más de 40% de los nuevos robots industriales aprovecharán IA.

Recomendaciones: Las áreas de TI deben invertir en tecnologías para captar, perfilar, validar, limpiar y almacenar múltiples flujos de datos de gran volumen que alimentan el aprendizaje de la máquina y las aplicaciones cognitivas.

Adoptar IA merece una estrategia interdisciplinaria y transversal a las unidades de negocio de la organización.

Se deberá asegurar la disponibilidad de mejores herramientas de gestión de APIs -que son las que permiten interconectar a los datos que alimentan a la IA con las aplicaciones. Son fundamentales para el aprendizaje de la máquina y las aplicaciones cognitivas.

5. Desarrollo de aplicaciones hiperágiles

Para 2019, las aplicaciones empresariales habrán cambiado para integrar arquitecturas hiper ágiles; en Latinoamérica, casi un 50% de desarrollo de aplicaciones en plataformas cloud (PaaS) usando microservicios y funciones cloud (como Lambda de AWS y funciones de Azure), y más de 70% de los nuevos microservicios se desplegarán en contenedores (como Docker).

El uso de microservicios, contenedores y servicios de nube para el desarrollo de aplicaciones en la región, acelerará el movimiento aislado y ad hoc a un movimiento generalizado y Cloud First, es decir, esto va a influir que las organizaciones opten por la nube como una primera alternativa para el desarrollo de aplicaciones o el desarrollo de funciones o innovación.

Recomendaciones: La computación en la nube ha evolucionado rápidamente y el despliegue de una arquitectura de aplicaciones envasadas en contenedores y microservicios debe ser un objetivo para la mayoría de las organizaciones de tecnología. Los desarrolladores de aplicaciones y los equipos deben desarrollar estrategias eficaces de gestión de contenedores Si lo hacen, lograrán acelerar la innovación empresarial a través de la aplicación y portabilidad de las cargas de trabajo.

6. Interfaces humano-digitales (HD)

Para 2021, las interfaces humano-digitales (HD) se diversificarán; 10% de los técnicos de servicios de campo y 15% de los trabajadores de información utilizarán realidad aumentada, cerca de 50% de las nuevas aplicaciones móviles usarán voz como interfaz primaria y 20% de las 3,000 principales empresas de consumo top de la región que atienden directamente a sus clientes usarán sensores biométricos para personalizar experiencias.

De acuerdo con una encuesta reciente, realizada entre 600 responsables de tecnología en Latinoamérica en diciembre pasado, una de cada cinco empresas planea invertir en la fusión digital y física en las experiencias de sus clientes en los próximos 12 meses. Un tercio de ellos va a invertir en realidad aumentada o virtual durante los próximos 24 meses y 60% lo hará en inteligencia artificial y casi tres cuartas partes va a hacerlo en soluciones de IoT.

La realidad aumentada, la voz y la detección biométrica son todas tecnologías complejas que prometen revolucionar los procesos del negocio, pero también representan retos importantes para el departamento de tecnología, incluyendo la adquisición y la gestión de dispositivos, el desarrollo y la integración de software con hardware y servicios.

En la industria de retail, IDC predice que la inversión en realidad aumentada/realidad virtual y en inteligencia artificial alcanzará los $150 millones de dólares para 2019.

Recomendaciones: Algunos de los proveedores y la tecnología de realidad aumentada están en sus inicios, es por eso que el departamento de TI debe fomentar las relaciones cercanas con proveedores de hardware, software y servicios de realidad aumentada, conocer su amplio espectro de capacidades y evaluar a detalle su habilidad para realizar implementaciones a escala.

Hay que conocer y probar todas las plataformas de conversación (Alexa, Google Assistant, Watson, Bixby, Siri, Cortana, etc.), pues no todas producen los mismos resultados.

7. Blockchain y confianza digital

Para 2021, una de cada cinco empresas de las top 3,000 de la región latinoamericana utilizará blockchain como fundamento para la confianza digital a escala. Para entonces, al menos 25% de los bancos transaccionales globales con presencia en la región, el 30% de las empresas de manufactura y comercio y el 20% de las organizaciones de salud utilizarán redes de blockchain.

Sin embargo, la mayor amenaza para el crecimiento de la economía digital es la continua erosión de la confianza, exacerbada en Latinoamérica por las crecientes infracciones de ciberseguridad o ataques. El fortalecimiento de la confianza digital a escala es una prioridad para las empresas en la economía digital.

Recomendaciones: Los casos de uso en 2018 se van a centrar en contratos inteligentes y en entrega de confianza digital entre las organizaciones y los socios de los sistemas.

Se debe investigar los diferentes consorcios de blockchain que existen, ya que ellos son núcleos de poder en el ecosistema de blockchain.

8. Todos nos convertiremos en proveedores de datos

Para 2019, 10% de las empresas más grandes de la región generará datos como servicio (DaaS, por sus siglas en inglés) a partir de la venta de datos brutos, métricas derivadas, insights o recomendación, esto será el triple de lo observado en 2017.

IDC identificó las primeras etapas de consumo de DaaS para aplicaciones en las industrias de servicios, por ejemplo, la operación centrada en servicios financieros, educación, salud, comunicaciones en temas como detección de fraude, procesamiento de reclamos, préstamos, retención de estudiantes, evaluaciones clínicas y operaciones de red.

Recomendaciones: Esperamos que las aplicaciones centradas en ganancia de clientes o prospectos, en la atención de ciudadanos o pacientes, por ejemplo voz del cliente, monitoreo de redes sociales, gestión de reputación, servicio a cliente, call center, mercadotecnia, se conviertan en la próxima área de atención a partir de 2018. Esta demanda creará presión de oportunidad en cualquiera de estos mercados.

9. Todos seremos desarrolladores digitales

Las mejoras a herramientas simples de desarrollo (con poco o ningún código) provocará que el número de desarolladores no tecnológicos se expanda dramáticamente en los próximos 36 meses. Para 2020, estos desarrolladores no tradicionales constituirán el 20% de las aplicaciones de negocios en uso en Latinoamérica y el 30% de los atributos de las nuevas aplicaciones.

Las plataformas de bajo código o sin código ofrecen entornos de desarrollo que permiten que las empresas desarrollen rápidamente software, con una codificación mínima, lo que reduce la necesidad de amplia experiencia en desarrollo. Las plataformas proporcionan código a nivel básico, scripts, integraciones para que los usuarios puedan hacer prototipos, construir o agrandar aplicaciones sin desarrollar infraestructuras complejas. Permiten a los desarrolladores personalizar el lenguaje HTMl o el código fuente, integrarlo con bases de datos, servicios web o APIs para conectar los datos.

Recomendaciones: Se debe asegurar la integridad de datos y aplicaciones, particularmente si la información proviene de bases de datos y sistemas estratégicos de la compañía; se debe designar a un propietario de la aplicación para que gobierne las mejores prácticas en torno al uso de cada aplicación. Y, se deben definir los protocolos y procedimientos en el uso de las aplicaciones de escaso código, tales como el número de usuarios concurrentes, privilegios de acceso, etcétera.

10. Ecosistemas abiertos de API

Para 2021, la mitad de las empresas del listado Global 2000 con presencia en Latinoamérica verán por lo menos el 20% de sus interacciones de servicios digitales provenir de ecosistemas de API abiertas, comparado con casi cero este año. Se amplifica el alcance digital mucho más allá de la estrategia de interacciones con los clientes.

Esta predicción habla del elemento distintivo de un modelo operacional de nativo digital: la creación de APIs abiertas -y de ecosistemas de desarrolladores a su alrededor- que permiten a las empresas escalar de forma masiva la distribución de sus plataformas y servicios digitales a través de innovación digital de terceros acelerando la adopción e ingreso.

Recomendaciones: La construcción de un ecosistema de APIs exitoso requiere de fuentes de procesos internos y externos y plataformas que tengan habilidades para comprender cómo incorporarlos. Para acelerar el viaje de transformación digital será necesario que se involucren ambos y se hagan alianzas con expertos de TI (consultores, ISVs, integradores) que entiendan que las tecnologías y hablen su mismo idioma.

Para terminar, Villate dijo que para transformarse, las compañías no solo necesitan dominar la tecnología y los algoritmos; también debe dominar la información y el talento: “Estamos en una época de innovación multiplicada en la que habrá un intercambio masivo y monetización de la información a través del desarrollo y la implementación hiper ágil de aplicaciones por parte de desarrolladores digitales en una transformación cultural que compete a toda la estrategia de la organización”.

El ejecutivo recomendó observar la conexión de tecnologías. “Por ejemplo, un ecosistema API abierto requiere una estrategia de implementación de una plataforma digital empresarial bien desarrollada, del mismo modo, el poder de innovación de las comunidades de desarrolladores que utilizan herramientas de código escaso se amplía a través de inversiones en tecnologías y enfoques de aplicaciones hiper ágiles y se necesita un plan de núbe sólido para aprovechar al máximo las tecnologías y estrategias emergentes como inteligencia artificial y blockchain”.

Contenido relacionado:

Palabras clave

IDC
Contenido patrocinado: 

¡ Déjanos un comentario !